Hace unos años, en 2015, las redes sociales se manifestaron virulentamente contra la supuesta intención de la diseñadora francesa Isabel Marant de obtener derechos exclusivos sobre diseños copiados de blusas de la comunidad mixe de Oaxaca. Muchos emprendedores consideran que sus ideas creativas “romperán” el mercado. El problema ocurre cuando, al poco tiempo, sufren demandas legales o plagios de sus marcas por saltarse el primer paso: el registro de derechos de autor o propiedad industrial.

Ver más en el siguiente enlace:

https://newsweekespanol.com/2019/10/la-urgencia-consolidar-cultura-propiedad-intelectual/